Red Iberoamericana de Investigación en Imaginarios y Representaciones (RIIR)

Inicio » Imaginación o Barbarie » Roberto Goycoolea Prado » Crónicas urbanas IV: Luces y sombras navideñas.

Crónicas urbanas IV: Luces y sombras navideñas.

1.0

Por Roberto Goycoolea Prado

Llega diciembre y toca engalanarse para celebrar las fiestas. Iluminada, la ciudad adquiere nueva imagen; calles habitualmente sombrías, funcionales, mudan en espacios coloridos y festivos, recordando que es tiempo de paz y regocijo. Mas, como viene siendo habitual, al menos en España, las luces navideñas desatan enconadas polémicas.

A quien le interese cuanto ocurre en el espacio social, estas polémicas dicen mucho sobre el papel de los imaginarios en su percepción y configuración. Para ajustarme al espacio asignado, me centraré en tres críticas frecuentes a las fugaces luces navideñas.

Significado.  No se acepta que la iluminación acoja publicidad, que se utilicen colores con connotaciones partidistas ni que se trate como mera decoración. “No hay ninguna referencia al sentido religioso de la Navidad”, claman vecinos sevillanos, resumiendo la crítica más reiterada a nivel nacional.[1] Según el Arzobispo primado de España, “un año tras otro, la ambigüedad y las ideas pocos claras, la tergiversación y, por qué no decirlo, la ignorancia”, aparecen en la fiesta de Navidad, cuando se instala el alumbrado de calles, plazas y árboles “sin indicación alguna” de qué se celebra.[2] Con o sin razón, la ciudad se torna escenario de confrontación de imaginarios, defendidos por partidarios que, con pocas sutilezas dialécticas, pugnan por imponerse.

aa

Av. de la Constitución, Sevilla.1

Financiación. Navidad es tiempo de conmemoración religiosa, pero también de consumo. Para muchos empresarios supone un tercio de las ventas anuales, por lo que reclaman decoraciones atrayentes. Los comerciantes de Cádiz protestaron la decisión municipal de suprimir las luces navideñas dejando el centro en penumbras tras apagar sus escaparates. Para el Ayuntamiento es cuestión de prioridades: hay necesidades sociales más urgentes que cubrir; si quieren iluminación, que la paguen.[3] Tradiciones e imaginarios religiosos aparte, la polémica gaditana no es baladí. En ella subyace uno de los aspectos más sombríos del neoliberalismo actual: la socialización de la inversión frente a la privatización de los beneficios.

Estética. El repetido refrán Sobre gustos no hay disputas no parece aplicable a la iluminación navideña. En un mundo plural, la disidencia estética no puede extrañar. Pero llama la atención la virulencia con que se defienden los imaginarios artísticos. Solo un ejemplo de antología. Por las redes sociales, un concejal de Ponferrada difundió una fotografía de la iluminación navideña del Castillo de los Templarios con el siguiente saludo: “El nuevo puticlub del Bierzo les desea Feliz Navidad”. Significativamente, las réplicas no atendieron a las virtudes artísticas de la de la iluminación, ni a las singulares referencias estéticas del político, sino a su contenido machista.[4]

a

Castillo de los Templarios, Ponferrada.4

Aunque hay más, los casos señalados muestran lo difícil que es llegar a acuerdos sobre cómo ha de configurarse la ciudad y sobre quién tiene que decidir y financiar esa configuración. No en vano son extendidas las diatribas contra los políticos por no escuchar a los vecinos ni atender a las tradiciones.[5] Sin duda es una crítica oportuna porque los gobiernos locales no suelen destacar por su gestión participativa y mucho menos por tratar con cariño a los imaginarios locales.

Feliz y luminoso 2017.

[1] Diario de Sevilla, 07/12/2016. http://www.diariodesevilla.es/sevilla/luces-Navidad-iluminaran-calles-tarde_0_1088291601.html

[2] El Mundo, 25/11/2016. http://www.elmundo.es/andalucia/2016/11/25/58380fcc268e3e6e748b4608.html

[3] Sur, Málaga, 15/12/2016. http://www.diariosur.es/malaga-capital/201612/15/apoya-para-luces-navidad-20161215075138.html

[4] InfoBierzo, 28/12/2016. http://www.infobierzo.com/cc-oo-insta-a-santiago-macias-a-pedir-disculpas-a-los-trabajadores-del-castillo-por-sus-criticas-a-la-iluminacion/278121/

[5] La opinión, Zamora, 16/12/2016. http://www.laopiniondezamora.es/zamora/2016/12/16/ciudadanos-critica-obsoleta-deficiente-escasa/972174.html

A %d blogueros les gusta esto: