Red Iberoamericana de Investigación en Imaginarios y Representaciones (RIIR)

Inicio » Imaginación o Barbarie » Carlos Arturo Blandón Jaramillo » Antropoceno, era generada por la desidia y egocentrismo humano

Antropoceno, era generada por la desidia y egocentrismo humano

CARLOS ARTURO BLANDON JARAMILLO - copia

Por Carlos Arturo Blandón Jaramillo

Antropoceno: Término acuñado en el año 2000 por el ganador del premio nobel de química Paul Crutzen, quien considera que la influencia del comportamiento humano sobre la tierra en los últimos años ha constituido una nueva era geológica.

Hace 38 años tuve la fortuna de nacer en un municipio apartado de los grandes orbes industrializados, lo que posibilitó el conocimiento de primera mano de la integración de las actividades del campo realizadas de manera aún rudimentaria con la fauna y la flora de la región del eje cafetero, tiempo aquel de creencia en las cabañuelas cada inicio de año, y lo que es aún parecía que tenían coincidencia, de salir a jugar al campo con tranquilidad, de no sentir olores extraños en cada caminata, pero poco a poco aquella realidad y aire limpio ha ido desapareciendo a tal punto que en la actualidad se escucha frecuentemente la frase “El clima está loco, no sé si ponerme saco o ir en ropa aireada”, y es que es una realidad que en nuestro proceso de desarrollo económico y tecnológico hemos olvidado, finalmente, lo que significa la calidad de vida, por convertirnos en personas autómatas sin tiempo de calidad con nuestras familias, sin tiempo para amar nuestro planeta como en otrora se hacía, cuando se respetaban la fuentes hídricas y la fauna silvestre, hoy por hoy queremos todo rápido, exigimos de nuestros gobernantes políticas de desarrollo cada vez más contundentes, pero nadie se detiene a observar que no deberíamos actuar como un grupo con intereses individuales donde cada miembro hace lo propio para sobresalir y obtener el beneficio individual, sino como un equipo que habita en la misma casa “La Tierra” y que como equipo es nuestra responsabilidad realizar lo necesario con el fin de preservar la sana convivencia no solo con los de nuestra especie sino también con otras especies tanto animales como vegetales; pero las dinámicas económicas, la pérdida de valores, los egos, la ambición y el hambre de poder han llevado al deterioro de la célula de la sociedad a niveles en los cuales ya no reconocemos ni a nuestros propios hijos, arrojamos basuras a cualquier parte, atropellamos a todo ser viviente que se interponga en nuestro camino con tal de alcanzar los objetivos trazados.

¿Hasta dónde y hasta cuando nos daremos cuenta que calidad de vida no significa necesariamente desarrollo tecnológico a toda costa sino con responsabilidad?,

Tal vez calidad de vida está más asociada a la definición de las palabras armonía, tranquilidad, equidad, fraternidad, FAMILIA, sin embargo, impulsamos a toda la generación joven a ser cada vez mejores, los presionamos constantemente para que alcancen grandes puestos, porque tenemos la concepción que eso significa salir adelante, yo en cambio replanteó esa frase de cajón y casi cliché SALIR ADELANTE, por crecer espiritualmente, socialmente y tener responsabilidad y tranquilidad de vida.

¿Qué nos ganamos los seres humanos saliendo adelante desde la perspectiva actual si carecemos de tiempo hasta para nosotros mismos?

Seguramente estos pensamientos son arraigados desde nuestras generaciones en el que simplemente nos educaron para trabajar y trabajar, para estudiar y estudiar, y dejaron de un lado el hecho de vivir, de disfrutar cada instante y cada detalle que nos ofrece el espacio, el entorno, las personas, hemos sido como una especie de fabricación que fue hecho para producir y producir, estamos en una sociedad consumista del capitalismo, operamos como grandes fábricas de producción, hemos sido programados, para nacer, estudiar, trabajar, pagar facturas y morir.

02 de agosto de 2016

A %d blogueros les gusta esto: