Red Iberoamericana de Investigación en Imaginarios y Representaciones (RIIR)

Inicio » Imaginación o Barbarie » Anahí Patricia González » Sobre representaciones sociales acerca de Derechos Humanos

Sobre representaciones sociales acerca de Derechos Humanos

Anahí

Por Anahí Patricia González

Como lo ha planteado, desde hace décadas, Jodelet[i],  las representaciones sociales remiten, en parte, a “recetas para el accionar”, es decir, ideas que nos permiten saber cómo conducirnos en la vida cotidiana otorgándonos ciertas certezas para comportarnos en nuestras acciones  más simples y en relación con los demás, no obstante, también pueden hacer referencia a imaginarios que remitan a cuestiones más complejas. En este sentido, me interesa reflexionar en las líneas que siguen  sobre las representaciones sociales acerca de los Derechos Humanos.

Bobbio[ii], un autor clásico en materia de Derechos Humanos, plantea que, en la actualidad, “El problema que se nos presenta, en efecto, no es filosófico, sino jurídico y, en sentido más amplio, político. No se trata tanto de saber cuáles y cuántos son estos derechos, cuál es su naturaleza y su fundamento, si son derechos naturales o históricos, absolutos o relativos, sino cuál es el modo más seguro para garantizarlos, para impedir que, a pesar de las declaraciones solemnes, sean continuamente violados”.

Es posible o deseable, en realidad, que la discusión fuera -luego de los años que  han transcurrido desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, fecha que significó un hito en  la  institucionalización de la doctrina de DDHH-  cómo lograr mecanismos que permitan garantizarlos, sobre todo dada la constatación empírica de la reiterada violación de los derechos en todo el mundo, empero, considerando lo que nos atañe en este espacio, ¿Qué lugar ocupan las representaciones sociales en dicho objetivo señalado por Bobbio? Pues bien, una primera respuesta es que el rol de los imaginarios es sumamente importante, en principio, porque esos mecanismos que posibilitarían que los derechos sean operativos, son aplicados por personas, las cuales portan determinadas  ideas acerca de los derechos. Por citar un ejemplo, la ley migratoria argentina sancionada en el 2004 asume una perspectiva de derechos humanos, no obstante, investigaciones en las que he participado acerca de las representaciones sociales de diversos miembros de la sociedad (docentes, operadores judiciales, etc.) manifiestan opiniones que se alejan de un enfoque de derechos humanos cuando se trata de reconocer derechos de extranjeros. En esos casos, cabe preguntarse, ¿Cómo pueden incidir esas ideas restrictivas en relación al efectivo reconocimiento de derechos de los migrantes como sujetos de derechos? Sobre todo si, recordemos autores como la referenciada Jodelet, refieren a la conexión existente entre ideas y acciones. En este sentido, las representaciones sociales, como herramientas analíticas y de investigación presentan importantes potencialidades al momento de sopesar el vínculo entre “lo imaginario” y “lo real” o “material”, en cuanto aquí, a la efectividad de los derechos humanos.

[i] Jodelet, D. (1986). La representación social: fenómenos, concepto y teoría. En Moscovici, S.  Psicología social (págs. 469-494). Barcelona: Paidós.

[ii] Bobbio, N. (2000). El tiempo de los derechos. Madrid: Ed. Sistema.

04/11/2016.

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: